Etta James: una vida totalmente salvaje

mad.10/5.1

La vida de Etta James fue una vida adversa y excesiva: no conoció a su padre, su madre era prostituta y a lo largo de muchos años fue adicta a la heroína. Pese a los inconvenientes fue una de las reinas de la música y del blues. Sentimiento, es lo que no le faltó a Miss Peaches su sobrenombre desde que comenzó.

Etta-James-at-the-BB-King-001

En los momentos que llegó a superar la droga y los distintos problemas de salud que sufrió a largo de su carrera, obtuvo éxitos y seis Premios Grammy. Etta fue una cantante fundamental del los años 50, un momento en el que el blues rítmico trató de convertirse en rocanrol o acercarse definitivamente la jazz. Como tantas otras intérpretes, comenzó probando con el góspel en una iglesia de su barrio para ir aproximándose, al blues y luego al rythm and blues del momento.

etta-9001

Etta en ocasiones se quejaba “pronto será mi aniversario de plata: 25 años desde que publiqué mi primer disco y todavía no me he convertido en una superestrella a Janis Joplin solo le llevó dos años .”

etta-james-mca-chess-2-cd

No era trágica. Se enfurecía muchas veces, y también era bastante salvaje con ella misma. Pero en general, llevaba los momentos malos de la vida con mucho humor, ironía y un estoicismo que la sostuvo a través del tiempo. Una vida profesional y personal con tribulaciones que hubieran matado una personalidad más débil.

LUNES-Etta

Su sentido de las relaciones era tan realista, que recordaba a los hombres que manipularon una gran parte de su vida como “algunos de los mejores maestros que una persona podría tener.” Si se encontró con ellos, aprendía de que iba el negocio o el amor. A Etta, cuando los grandes cheques nunca se extendieron a su nombre. Le entregaban un Cadillac y unos pocos dólares y ella con eso se daba por satisfecha. Conoció cosas peores en su vida.

ettajames

Era una mujer de carácter y todo lo que cantaba sonaba a conocido y a verdad. Temas de siempre: el abandono, la queja, y con mucho movimiento. “No me gustan los lugares donde la gente no puede bailar” declaraba. Pese a su obesidad, se movía en el escenario con convicción aún cuando esa la obesidad y su adicción a la heroína, casi consiguieron sepultarla en el anonimato hasta que, en 1988. Ahí regresó con el álbum Seven year Itch, que consolidó su leyenda con Mystery Lady, dedicado a Billie Holiday, de 1994, o Life, love and the blues, de 1998, que la muestran como una de las grandes protagonistas del blues y soul de la segunda parte del siglo XX y de lo que llevamos del XXI, al que llegó con fuerzas renovadas.

Etta-James

Había nacido en Los Angeles, el 25 de enero de 1938 y se hizo famosa por canciones como The Wallflower, Something’s Got a Hold on Me y At Last. El primero de sus éxitos fue compuesto en 1955 por John Otis, descubridor de Etta y “el padrino del rythm and blues”, quien falleció un día antes que la cantante.

8e5393b65d36736a25d003effe14747f

71dM0tUMXML._SL1425_

En la errática carrera de James llegó a cantar con los Rolling Stones y Mick Jagger dice imitarla en sus poses y maquillajes. Beyoncé la interpretó y Adele a los 13 años compró un disco de Etta James y fue lo que la llevó a cantar.

13494377871391840828

Para James la vida y la canción sucedieron a través de un compromiso salvaje, a menudo desesperado que incluía violencia, drogadicción, robo a mano armada y comportamiento altamente caprichoso. Cantó con inmejorable hambre emocional y un dolor que puede llegar a helar la piel del oyente. La ferocidad de su voz recuerda a un niño salvaje.

etta y beyonce-300

Captura de pantalla 2017-04-26 a las 15.15.14

Y sobre todo fue una mujer que constantemente vivía relaciones tóxicas. Lo que nos queda de ella son sus discos, y un artista que luchó enrabietada contra la industria y la sociedad que sistemáticamente la discriminaban.

Leave a Reply